Volver a los detalles del artículo Flannery O’Connor y Guardini: la presencia del amor de Dios en el misterio del sufrimiento. Descargar Descargar PDF